La Buena Vida en Seattle

Las experiencias de Alicia López-Mingo, estudiante extranjera de Seattle Central College


Leave a comment

El Olympic Sculpture Park

Hormigón, vegetación y agua: todos ellos reunidos en el mismo lugar.

Olympic Sculpture Park se construyó en 2007 a orillas del océano Pacífico.

Varios son los placeres que los visitantes pueden encontrar: sentarte en uno de sus bancos a disfrutar del vaivén del mar, el olor a sal, el aroma a hierba recién cortada, el graznido de las gaviotas…

La imponencia del ponto, su tonalidad azul intenso y su fuerza inmensurable hacen de este museo al aire libre un atractivo panorama.

Millones de pupilas se han dejado seducir por la quietud y  originalidad de este parque, y miles son las personas que deciden volver a diario para encontrar su paz interior.

¿Serás tú el siguiente?

Advertisements


Leave a comment

De Seattle a Vancouver…

06:00 AM Chinatown, Seattle
Oscuridad total en las calles, apenas un alma en ellas únicamente la veintena de personas congregadas en la Quinta Avenida dispuestas a tomar el primer autobús del día con dirección al Norte.
Tras poco más de tres horas de carretera y tras haber pasado el control pertinente al salir del país, llegamos al lugar.
Una larga cordillera envolvía en sus brazos a la mágica ciudad rodeada a su vez por agua de un color azul intenso, tanto que te hacía perder en su opacidad invadiéndote instantáneamente un miedo ineludible por la grandeza de la naturaleza y la simplicidad del ser humano.
Personas, animales, vegetación: todo parecía estar en sintonía.
Cielo impecable sin un solo nimbo.
Sol desmedido e incansable de iluminar.
Siguiendo el estilo de su vecino Seattle, Vancouver es una población de edificios altos con más ventanas que muro para así poder deleitarte diariamente de la indiscutible belleza de esta tierra.
Incluyo ahora en mi libro de bitácora a este viaje como uno de los más bonitos y que más han cambiado mi forma de mirar la vida.


Leave a comment

La Vista de Kerry Park!

Presidiendo la ciudad, 184 metros de puro acero masivo avizoran incasablemente y sin ninguna pausa los casi 653.000 habitantes de Seattle.

Abrazando la colosal aguja, cientos de bloques de hormigón forman la bucólica imagen acompañada por un manto de mar y como guinda final: el monte Rainier en su lejanía.

Increíble es como el cielo se encuentra a la misma distancia para todos los seres de la Tierra pero en Seattle la longitud parece multiplicarse por la inmensidad de su edificación.

Kerry Park nos da la maravillosa oportunidad de deleitarnos con la belleza de esta ciudad, pura y única en su esencia.

De Norte a Sur, de Este a Oeste, todos los puntos cardinales juntos en una panorámica que será sin duda una imagen que quedará para siempre grabada en tu retina.


Leave a comment

El Sabor de Francia en Seattle

Pasta de manteca, agua y harina: finas láminas de hojaldre separadas milimétricamente entre sí por camas de aire.

Danzas de azúcar glass espolvoreadas delicadamente sobre los distintos postres artesanos.

Confituras de albaricoque, fresa, arándanos y frutas que jamás habían tenido cabida en tu mente.

Decenas de dulces galos expuestos en vitrinas impolutas.

Mousse de chocolate: color pardo oscuro y uniforme; textura espectacular cuidada hasta el mínimo detalle, deslizándose lenta y suavemente a través del cielo del paladar, jugando con las papilas gustativas, rodeando todas y cada una de ellas.

Le Fournil French Bakery, está situada en Eastlake Ave E, es una pequeña pastelería que pasa desapercibida por su reducido tamaño pero una vez la conoces no querrás alejarte de ella.


Leave a comment

El Amor y El Baile…

Claroscuro de músculos sobre un suelo de madera perfectamente abrillantado y delicadamente barnizado.
Siluetas reflejadas en las lamas que conformaban el proscenio que atrapaba hasta la última centella lumínica.
Ni los giros marcados por las manecillas del reloj del siglo XVIII que presidía la sala llegaban a la perfección de los arabesques allí realizados.
Desgarramiento muscular, atrofia ósea, entrenamiento hasta altas horas de la madrugada permitían a los cientos de espectadores anonadados disfrutar de la más maravillosa de las danzas.
Romeo y Julieta, Julieta y Romeo: amor imposible con final terrible.
Ellos se amaban mutuamente y se cuidaban, ¿es que no es eso suficiente para que triunfe una relación?
¿Quién osa mover los hilos de un idilio ajeno como si de una ajada marioneta se tratase?
En su última exhalación hallaron óbito, alivio y eterna unión.
En una de las calles más frecuentadas de Seattle, se encuentra McCaw Hall, donde puedes deleitarte con las mejores performances que allí concurren.


Leave a comment

“Agarra mi mano, cierra los ojos y sígueme”

Fresa ácida, lima fresca, mentol, eucalipto, regaliz.. una bocanada de aire cargado con cientos de olores distintos me hizo frente al girar aquella esquina.

El ambiente era cálido, haciéndonos a los que llevábamos prendas de más comenzar a sudar.

Abrí mis ojos, un pequeño callejón de no más de 20 metros me recibió abrazándome entre sus angostos muros.

Paredes de ladrillo rojo cuyo color era mas adivinable que visible, se encontraban completamente cubiertas por una inmensa variedad de chicles. Tonalidades que jamás hubieses imaginado para una goma de mascar habían ido a parar allí.

Millones de bocas de distintas partes del mundo habían transportado y posteriormente adherido al tabique los masticables que creaban una nueva y particular estética a un pasadizo que antes pasaba desapercibido.

Adyacente a “Pike Place Market” se encuentra “Gum Wall” una de las famosas atracciones turísticas de Seattle.

Inevitable es, que si vienes a la ciudad pongas tu pequeño granito de arena y pegues tu chicle, dejando así tu marca personal.

Tras 20 años, en Noviembre de 2015 se limpiaron por primera vez los muros de esta famosa travesía dando una nueva oportunidad a todos aquellos que deseen continuar con la tradición.


Leave a comment

La Gran Rueda

Gélido metal. Blanco impoluto. Suave lluvia acariciando cada travesaño de la atracción.

Gotas deslizándose lentamente sobre las vidrieras que nos protegían del frío exterior.

Dibujos improvisados con el vaho provocado por nuestras entrecortadas respiraciones.

Seattle de noche. Juego de luces en la inmensa oscuridad.

1, 6, 15… 50

50 metros de altura es lo que asciende cada góndola de la noria de Seattle sobre el nivel del mar, convirtiéndose así en la más alta de la costa Oeste de Estados Unidos.

Cada cabina cuenta con su propio aire acondicionado y calefacción, además de estar acristalada de suelo a techo haciendo mayor la sensación de subida y bajada.

Inaugurada en el mes de Junio de 2012, con una inversión aproximada de 3 millones de dólares, hace de esta rueda una pequeña gran joya en la costa del Pacífico.

2015-07-02 21.20.16 2015-10-24 22.52.22  P1020031